Por la descolonización y el Buen Vivir

12 10 2013

desColonización


Imagen: fragmento del mural de Diego Rivera en Palacio Nacional.

12 de octubre, ¿encuentro de culturas o conquista, dominación y colonialidad vigente?

No vamos a decir que occidente no aportó nada positivo a quienes vivimos en este continente rebautizado como América. Sin embargo, para un auténtico encuentro de culturas falta mucho todavía la eliminación del racismo y la restitución de muchas tierras, el respeto a la soberanía de los pueblos originarios dentro de los Estados y de los pueblos latinoamericanos frente a las potencias, un comercio justo nacional y mundial, una cooperación internacional sin letra pequeña, Estados plurinacionales y organismos multilaterales democráticos, la anulación de la deuda externa de las excolonias, la libertad migratoria de la gente trabajadora, un diálogo de saberes entre la cosmovisión EE.UUropea/occidental y la de los pueblos de Abya Yala, el respeto y la valoración mundial de todos los trabajos con una retribución global pareja, la no imposición de megaproyectos destructores de la naturaleza y de nuestros territorios, así como una reparación moral, ecológica y económica de los daños de todos los siglos de colonización.

Sin engaños, el “encuentro de culturas” desde 1492 ha sido y sigue siendo, sobre todo, despojo de recursos naturales y de frutos del trabajo, reparto de migajas y subordinación racista-clasista.

La descolonización apenas comienza con la guía de los movimientos indígenas del continente que construyen autonomía y un proyecto alternativo, que abren la puerta hacia una nueva civilización de Buen Vivir, de solidaridad, comunicación y respeto a la naturaleza. Tod@s estamos invitad@s.

Anuncios




Gasolina: una gestión con mirada social

28 04 2013

Por Pancho Bohórquez

Hoy compartimos “El coche nos cuesta” un muy bien video del ITDP, con una propuesta muy interesante que permite el pequeño análisis que presentamos aquí debajo. Checa el video, nuestro análisis y dinos, ¿tú qué opinas?

Nuestro análisis: El precio de la gas y una auténtica mejora social.

La gasolina y su precio son hoy factores de dos retos fundamentales para el ser humano: garantizar el derecho a la movilidad para todas y todos y limitar las emisiones de gases de efecto invernadero que en buena parte se generan con la quema de gasolina. El cambio en el precio de la gasolina podría ayudar parcialmente en ambos retos si se canalizan los recursos liberados y otros más a un subsidio eficiente al transporte público, con buenos sistemas de autobuses y bicicletas, aunque hay que considerar algunas cositas no menores:

– El aumento del precio aumentaría la desigualdad de acceso a la gasolina y al uso del automóvil, pero no pondría automáticamente un límite de consumo: si la gas cuesta más cara, la población de ingresos altos o las empresas buscarán subir su ingreso para pagarla, ¿a costa de quiénes? de los trabajadores y consumidores… y las personas de bajos ingresos no podrán pagar la gasolina, ni para moverse en casos convenientes, como una emergencia médica, para el transporte de personas de la tercera edad o para un simple viaje familiar…

– Seguramente el aumento del precio de la gas impactaría en un aumento de costos y precios de todos los productos que para su producción y transporte demandan actualmente gasolina, entre ellos los alimentos básicos. También la población en pobreza paga al menos una parte del precio.

– En términos ecológicos, como lo muestra bien México, con que una pequeña parte de la población tenga elevadísimos niveles de consumo podemos destruir la naturaleza, aunque más de la mitad de la población viva en pobreza. La gasolina se convertiría cada vez más en producto para la élite sin llenadera, e igualmente contaminante.

Tenemos entonces que la efectividad de un mecanismo de este tipo dependería de:

– La magnitud y efectividad de la transferencia de recursos a una política de transporte público de calidad y para uso generalizado, de manera que compense realmente esos otros riesgos señalados.

– El compromiso del gobierno y la sociedad con la construcción de alternativas para la eficiencia energética, desde la reducción del consumo, como la promoción de un modelo social y económico cada vez más local, hasta la generación de energías limpias y renovables.

– La armonización con una política general de redistribución de la riqueza y de limitaciones al enriquecimiento excesivo de las clases altas, que pasan por la garantía de salarios mínimos dignos y de prestaciones suficientes para la clase trabajadora, así como por la limitación de las ganancias. Sin límites a la explotación laboral y del consumidor, todo costo que se agregue a las clases altas puede traducirse en más explotación para quienes trabajan o compran para ellas.

Aún más allá, no podemos descartar la construcción de otras reglas de distribución de recursos y satisfacción de necesidades, más democráticas, más para todos y más sostenibles, que no pasen necesariamente por el libre mercado y su mecanismo tramposo y excluyente: el precio. ¿Y si como sociedad nos armamos de valor e inteligencia para controlar colectivamente el uso de este bien estratégico? Podría instrumentarse una distribución de la gasolina priorizando, para todas las personas y para el futuro, el transporte público, el transporte de mercancías básicas y el de personas cuya situación física limite su movilidad. Sería un aprovechamiento democrático y sostenible de la gasolina. ¡No dejemos de pensar y actuar en grande!





Reforma en Telecomunicaciones

24 03 2013

Slim y Azcárraga

Reforma en Telecomunicaciones: ¿Control o simulacro?

Por Darwin Franco

“La aprobación de la Reforma de Telecomunicaciones en la Cámara de Diputados, es una excelente noticia para el país”, escribió Enrique Peña Nieto en su cuenta de Twitter luego de que por mayoría y sin discusión alguna se aprobara en la Cámara de Diputados la Reforma en Telecomunicaciones que éste y el Consejo Rector del Pacto por México envío el pasado 11 de marzo.

Con 414 votos a favor y 50 contra se votó una Reforma que para muchos es un hecho histórico porque regularía un sector caracterizado por sus prácticas monopólicas y por la constante abolición de la competencia, pero para otros representa una simulación porque más que un cambio democratizador, lo que hay de fondo es un cambio económico que les abre las puertas a los mismos empresarios para que -sin impedimentos legales- puedan entrar de lleno al mercado de la convergencia tecnológica-digital. La prueba, aseguran, está en que la Reforma aprobada por los diputados eliminó los derechos a las audiencias y la participación de los ciudadanos en la creación de medios sociales y públicos.

… ir al artículo completo

Compartimos también una mesa redonda con Carmen Aristegui en MVS





De lo que me queda de mi San Ilde

22 02 2013

 

Con motivo del Día de la Lengua Materna

OCT 06 Feria Ecosol Qro Ma Isabel


Por María Isabel Pascual

Escribiendo con pedazos de lo que me queda de mi San Ilde

Cómo me gusta saber que mi abuela está en mi casa para ponernos a platicar, pero más porque me cuenta cómo es que era antes la vida en San Ildefonso… entonces pienso que, tal vez cuando sea grande también estaré esperando a que lleguen y me digan, abuela cuéntame de nuevo cómo eran antes.

Si contara medio siglo empezaría diciendo que:

Aprendí a entender el otomí cuando mis papás me regañaban (ellos lo hablan), porque recuerdo que no empezaron con palabras básicas como tortilla, agua, leche, frijoles… si no, tráeme el molcajete, haz una salsa, no le pegues a tu hermano…

Mi papá era el que nos enseñaba palabra por palabra pero también nos hablaban en español porque decía que teníamos que aprenderlo a hablarlo bien; recuerdo que se ponía a leer un libro de historia de la primaria (medusa) y se le dificultaba pronunciar algunas palabras.

En el pueblo había unas religiosas que hacían muchos trabajos y uno de ellos era ir a visitar a las familias, pero mis papás me prestaban para que las acompañara y es cuando aprendía a hablar más el español… ellas no entendían el otomí, yo medio entendía y hablaba el español y fue entonces que en la escuela (los profes no hablan otomí), el catecismo, las visitas a las gentes y leer un libro era todo en español.

En la casa mi mamá era la que más nos hablaba en otomí, porque ella estaba más tiempo con nosotros y nos llevaba a la CONASUPO (tienda de abarrotes) y también ahí aprendimos muchas otras palabras porque la gente llegaba a comprar y porque todo era en otomí; así que memorizábamos las palabras con las cosas que despachaba mi mamá (jabón, tela, azúcar, pan, sombrero, galletas).

Mis papás tenían cargo en la iglesia y el hecho de participar en cada costumbre religiosa pues aprendíamos de memoria en latín y otomí el rosario, letanía, alabanzas y nos metían a ser parte de todo, desde abrir la iglesia, ir a florear a los santos, las procesiones, hacer la comida para los cargos mole, tortillas, atole, pan y acarrear todo a la casa de los mayordomos o mayordomas.

Como mi papá fue delegado, la gente llegaba a la casa a carearse y tratar de arreglar sus problemas y bueno, inevitablemente oíamos palabras fuertes que luego repetíamos y después nos enterábamos que eran groserías (cuando nos daban un coscorrón)…. Jajaja, pero! Entre primos intercambiábamos nuevas palabras aprendidas en otros lados, o, por los hermanos y primos más grandes (sobre todo las malas).

En la primaria y secundaria era motivo de burla hablar en otomí y no pronunciar bien algunas palabras en español, así que los niños que lo hablaban evitaban hacerlo, no participaban en clase, no tenían otros amiguitos y se veían dos mundos en las escuelas, los nchunfus (ricos) y los indios. También como no existían uniformes, cada uno iba vestido a su manera pero siempre se burlaban (de las faldas y los sacos) y nos aventaban piedras, por eso en mi familia mis papás nos ponían otra ropa y otros hicieron lo mismo. Después de que salí de la primaria fue que pusieron uniforme para que todos estuvieran parejos, falda azul, blusa blanca y suéter verde.

En la secundaria nada de otomí, aunque unos lo hablaran no decían nada ni malas palabras… pues crecíamos y nuestros intereses eran otros, pensábamos en evitar burlas, qué dirán, pena y fue como complicado compartir con otros jóvenes que no eran de la comunidad, porque la mayoría era del Apartadero, Amealco, San Juan, La Concha y muy pocos éramos de la comunidad (San Ildefonso)… Ellos tenían otras ideas y alguno de ellos ya había vivido en USA y cosas así…

Cuando salimos de la secundaria la realidad era fuerte, muchos se fueron a USA, otros a trabajar a México, Querétaro, Monterrey, se casaron y casi nadie pudo seguir estudiando por falta de dinero y porque la prepa estaba hasta Amealco (cabecera municipal), aparte de que en su mayoría tenían ganas de irse a USA, yo incluso estuve a punto de irme con un pasaporte de otra persona.

Desde ahí pienso que se pierden las costumbres, el amor por nuestras raíces, lo que nos identifica con otros y los que participábamos y lo que nos enseñaron simplemente como el tamo del maíz; volamos y nos dispersamos en cualquier dirección, dejamos de ser parte de la mazorca y luego no hay nadie quien siembre la semilla.

El resultado: todo lo que nos enseñaron nuestros abuelos, padres y la comunidad ya no lo hacemos y los niños que ahora hay en la comunidad no conocen muchas cosas; ahora ya muy pocos entienden el otomí, ya no existe la danza de los niños, se extinguieron los FANTERÍA (hombres que recorrían el pueblo con palos pintados en azul, rojo y blanco), ya se ven muy poco LOS MOROS (hombres montados a caballo con un gorro cubierto de espejos, flores, cubiertos con un paliacate rojo, su espada y capa roja), en la danza de las mujeres para tocar la música ya sólo queda el tambor y el violín, ya no hay nadie quien toque la flauta y el tamborcito… Tal vez hay alguien que lo sepa paro no lo quiere hacer o simplemente ya no hay nadie que lo sepa.

Yo ahora vivo en la ciudad y tengo la fortuna de vivir en ambos lados, pero cuando regreso al pueblo con ganas de recordar y revivir esas experiencias, simplemente ya no están porque no habemos quienes regresemos a realizarlas y enseñarles a los que no saben…. sólo la gente grande se visten como siempre se ha vestido el pueblo, sólo ellos siguen con las costumbres; ahora hombres y mujeres usan pantalón de todo tipo, cortes exóticos, color en el cabello, los jóvenes se embriagan con todo menos con pulque, se drogan, roban. Muchos que están en USA ya no van a  regresar porque han venido por sus padres, hijos, hermanos y sólo algunos se quedan a cuidar los terrenos, las casas y las milpas… entonces sólo quedan pedazos de todo lo que éramos.

Los que regresan porque no les quedó de otra, o fueron deportados y deciden regresar a San Ildefonso vivimos de otra forma y pensamos como en aquellos lados donde estuvimos.

Diría mi abuela: hoy eres una gente de letras, que entiende los libros y sabes hacer una palabra… lo malo es que no me entiendes las palabras que no sé en español y ni tan siquiera yo sé escribir al menos una letra de otomí para que me entiendas…

O como dice mi papá: ya te enseñamos todo lo que sabíamos, tú sabes si se lo enseñas a tus hijos de la misma forma o de ninguna, éstas son tus raíces y cada uno de ustedes son lo que fueron tus abuelos porque les tocó un poco vivir como ellos nos enseñaron a vivir, pero, ahora sí, al menos enséñame a usar la computadora para ver a mi nieto que vive en Texas y a escribir mensajes en el celular, para que cuando crezcan mis nietos le enseñe algo aunque lo más seguro, es que ellos ahora me van a enseñar.





Walmart: precios bajos con altos costos

7 02 2013

 

walmart

¿Cuántos de nosotros o nuestros amigos compran en Walmart, Aurrerá o Superama casi cada semana? ¿Quién no ha ido a comprar a una de sus tiendas?

Ya están por todos lados y comprarles resulta muy cómodo y, aparentemente, barato. ¿Pero qué hay detrás y después del funcionamiento de un supermercado de la empresa Walmart? Aquí presentamos un amplio menú de videos y otros documentos para informarnos sobre los impactos de los dichosos “precios bajos”. El más completo, es sin duda el excelente documental “El alto costo de los precios bajos”.

Para el caso mexicano, el informe “Lo barato sale caro” de ProDESC A.C., en una síntesis muy diplomática, señala “la existencia de un patrón consistente de discriminación de género, el abuso de días de trabajo, prohibición de la formación de sindicatos, y el abuso de los menores en lo que respecta a la remuneración económica o falta específicamente en el reclutamiento de voluntarios. Walmex no cumple con la legislación laboral mexicana y falta una política uniforme para el manejo de las relaciones con sus empleados sin sueldo”. A esas violaciones de derechos, hay que agregar el daño letal al pequeño comercio local y la acumulación de casos de corrupción con la que Walmart apoya su expansión ilimitada, de los cuales el de la tienda en Teotihuacan es el más conocido e indignante.

Hoy nos ha llegado la noticia de que este año 2013 Walmart quiere abrir 9 tiendas Aurrerá Exprés en la ciudad de Querétaro además de los supermercados que empiezan a aumentar año con año. En todo México, van qeu vuelan hacia el monopolio de las compras familiares.

Pero, ¿qué queremos las personas de Querétaro para la economía y el trabajo de nosotros mismos y de nuestra comunidad? ¿Qué vamos a exigir a quienes deben representarnos como gobernantes?

Walmart: El alto costo de los precios bajos   

Más documentos de interés

-Video del informe de ProDESC                      http://www.youtube.com/watch?v=xXpCh75CN_o

-Noticia de corrupción en CNN                       https://www.youtube.com/watch?v=hQetxFfaC88

-Reporte de corrupción en Indigo                   https://www.youtube.com/watch?v=vZba2eVEeeQ

-Entrevistas y análisis en HispanTV               https://www.youtube.com/watch?v=VPMcIv8wBjY

-Historia de Walmart México en Reforma    https://www.youtube.com/watch?v=9MWuJy9Vpvk





Soberanía alimentaria, con o sin Cruzada

31 01 2013

La Sedesol convoca a nivel nacional a las Organizaciones de la Sociedad Civil a sumarse a la llamada “Cruzada Contra el Hambre”.

Sabemos, como la FAO, la Vía Campesina, muchos académicos y organizaciones, que la mejor vía para combatir el hambre es la promoción de la Agroecología y la Soberanía Alimentaria: el derecho de los pueblos a producir, intercambiar y consumir sus propios alimentos de manera sostenible y de acuerdo a su cultura gastronómica. La soberanía alimentaria debe sustentarse en la producción y abasto locales y regionales de los alimentos que constituyen la base de nuestra dieta, como el maíz, el frijol, el huevo o las verduras y frutas más consumidas por nuestra población.

Esperamos que las organizaciones ciudadanas se sumen a la construcción de la soberanía alimentaria desde la agroecología, con o sin “Cruzada Contra el Hambre”, y que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) Delegacion Querétaro y la Secretaría de Desarrollo Agropecuario estatal (SEDEA) también promuevan y faciliten la realización de proyectos de este tipo, antes que proyectos caritativos que llevan comida de baja calidad en términos nutritivos y de salud, o la promoción de cultivos agroindustriales que favorecen el deterioro ambiental y afectan la salud pública, aumentado además la dependencia de la población campesina hacia las trasnacionales del agronegocio, en procesos de producción con escasos beneficios reales para la población.





Anuncian tren Querétaro-México

29 01 2013

Tren Querétaro México

Foto: Diario de Querétaro

El día de hoy, el Secretario federal de Comunicaciones y Transportes y el Gobernador de Querétaro anunciaron que para 2014 podría comenzar la obra de construcción del tren México-Querétaro, que según dicen necesitaría una inversión de entre 35 y 40 mil millones de pesos e incluiría la participación y operación de la iniciativa privada y empresas especializadas internacionales. Sería bueno que pronto dieran a conocer el proyecto con más detalle.

Por lo pronto, acercarse a la movilidad vía tren sería una acción importante en términos ecológicos. Es indispensable que el proyecto también facilite un acceso equitativo al transporte así como la descentralización de beneficios sociales y económicos desde la Ciudad de México, sin afectar la sostenibilidad de la vida en nuestro estado; es decir, que no sea una política más para facilitar el crecimiento desmedido y desordenado de Querétaro… Sin una gestión territorial adecuada desde lo local, el tren bien podría ser un factor de transferencia de problemas socioeconómicos y ecológicos desde el Valle de México hasta Querétaro. Por cierto, ¿cuándo se decidirá el gobierno estatal a llevar a cabo la demandada política de transporte urbano sostenible? ¿cuándo se harán realidad las promesas y los avances legales?

Aquí la nota completa sobre el proyecto del tren, publicada en el Diario de Querétaro








A %d blogueros les gusta esto: